Cómo la tecnología mejorará la seguridad y la eficiencia de las autopistas en invierno
Distintos proyectos innovadores contribuyen a diseñar las autopistas inteligentes del futuro
Las particularidades meteorológicas y climáticas del invierno tienen su incidencia en las infraestructuras viales. Las bajadas de las temperaturas provocan heladas y nevadas que ponen en alerta protocolos y medidas para garantizar una óptima conducción. Desde hace unos años, la innovación tecnológica se utiliza para encontrar soluciones que ayuden a mejorar factores de la movilidad relacionados con el incremento del tráfico, el impacto medioambiental y la seguridad vial.
Por Jordi Bernal

Recursos tecnológicos, tales como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, Cloud, Big Data o la geolocalización se han convertido en las principales herramientas que la innovación está aportando a la seguridad y la eficiencia de las autopistas.

Estos sistemas se suman a las operativas ya existentes basadas en la prevención y los planes de seguridad vial, que tienen como objetivo proporcionar la máxima seguridad para los conductores ante una situación de adversidad meteorológica.

Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que el seguimiento de las temperaturas resulta imprescindible para prevenir la formación de hielo y permite conocer aquellos puntos más fríos en los que es necesario actuar con rapidez, ya que se trata de zonas que presentan más riesgo para la conducción.

La innovación de las autopistas en un contexto europeo

Un camino por recorrer para alcanzar una red de autopistas uniforme y cohesionada.

Japón fue el país pionero en la creación de Smart-Roads o autopistas inteligentes. Sin embargo, los avances tecnológicos están permitiendo que otros países apuesten por una movilidad cada vez más eficiente, segura y sostenible.

En Europa, sin ir más lejos, se está experimentando con carreteras conectadas por tecnología 5G, de carácter transfronterizo, tal y como ha recomendado la Comisión Europea. De hecho, 29 países ya firmaron una carta de intenciones para colaborar e innovar en este campo. Algunos ejemplos cernamos son los proyectos de corredores 5G entre Vigo y Oporto (154 kilómetros) o entre Mérida y Évora (163 kilómetros), en ambos casos cruzando la frontera entre España y Portugal.

En cualquier caso, a Europa todavía le queda camino por recorrer para alcanzar una red de autopistas uniforme y cohesionada, aunque se esté trabajando en el despliegue de servicios C-ITS (Sistemas de Transporte Inteligentes y Cooperativos) interoperables y armonizados.

Según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Suiza es el país europeo con las mejores infraestructuras, ya que puede permitirse buenas carreteras gracias en gran parte a sus viñetas, pequeñas calcomanías que se deben comprar y colocar en cada automóvil antes de conducir por la autopista.

+
A Europa todavía le queda camino por recorrer para alcanzar una red de autopistas uniforme y cohesionada

Impacto de las operaciones invernales

El proyecto "garaje de la innovación” se centra en impulsar la innovación en la mejora integral de las autopistas.

En el otro extremo de la clasificación se encuentra Ucrania. En invierno, las carreteras están cubiertas por el hielo la mayor parte del tiempo, y la conservación de los pavimentos deja mucho que desear.

Alemania, en cambio, opta por la planificación del uso de fundentes en los meses invernales. Solo en Baviera hay seis depósitos estatales situados estratégicamente para surtir a las 93 autopistas y calles centrales (aproximadamente 25.000 kilómetros de vías) en el menor tiempo posible y a pesar de las nevadas. Las centrales locales van pidiendo suministro de sal según su necesidad gracias a un programa informático y a un servicio que funciona las 24 horas del día.

Con el propósito de minimizar el impacto, tanto en el medio ambiente como en el tráfico, de las operaciones invernales que cada año se activan ante la previsión de nevadas en las autopistas, se está desarrollando un proyecto piloto, que ahora mismo se encuentra en fase de pruebas en Francia y se espera que pueda ponerse en marcha en un par de años.

A través de diferentes fuentes de información de datos, como sistemas de predicción meteorológica, modelos de temperatura de la carretera o datos en tiempo real de uso de fundentes (materiales como la sal o la salmuera, que se utilizan para deshacer la nieve y el hielo), se está creando un modelo predictivo a 12-24 horas vista que lanza recomendaciones de alta precisión a los centros de operaciones, quienes coordinan las acciones de vialidad y activan los equipos de actuación.

En España, Abertis ha sellado con IBM una alianza para impulsar la innovación en la mejora integral de las autopistas y uno de sus proyectos se centra en minimizar el impacto de las operaciones invernales. La colaboración se basa en la puesta en marcha de un “garaje de la innovación”, un programa en el que explorarán y desarrollarán conjuntamente ideas innovadoras para mejorar, mediante la tecnología, la gestión de las infraestructuras viales, y afrontar diferentes retos asociados a la movilidad del futuro, relacionados con el incremento del tráfico, el medio ambiente y la seguridad vial.

+
Ideas innovadoras para mejorar, mediante la tecnología, la gestión de las infraestructuras viales, y afrontar diferentes retos asociados a la movilidad del futuro

Tecnología al servicio de la carretera

Una colaboración para impulsar la innovación a la mejora integral de las autopistas

Tal y como explica Antoni Durán, responsable global de innovación de Abertis y miembro del proyecto Garaje de la innovación, “un mejor Plan de Mantenimiento nos permite optimizar las intervenciones, y de esta manera maximizar la disponibilidad de la autopista y minimizar el riesgo de accidentes, así como mejorar las condiciones del pavimento, lo que a su vez redunda tanto en el confort de viaje como en la seguridad”.

El programa pretende contribuir a llevar a cabo un viaje más seguro mediante la optimización de la conservación de las vías, por ejemplo en el sistema de monitorización, en el cual la Inteligencia Artificial es de especial relevancia para analizar el estado del pavimento, así como para identificar la evolución de dicho estado.

Asimismo, se utilizan sensores de aceleración que miden las vibraciones, y más adelante está previsto que los datos obtenidos sobre las condiciones del pavimento y su evolución sirvan para alimentar y entrenar modelos y algoritmos que ayuden a predecir su evolución futura. De esta manera se espera tener modelos de deterioro del pavimento mejores que los actuales.

Otro aspecto del “garaje de innovación” tiene que ver con la utilización de la tecnología de geolocalización para facilitar una movilidad sin barreras así como el uso del Big data para conocer mejor el comportamiento de los usuarios, lo que permitirá extender el uso de sistemas sostenibles, sin barreras de peaje. Se trata de un sistema universal e interoperable; esto es, pensado para cualquier clase de vehículo y de sistemas de pago telemático, y que se aplica a cualquier tipo de vías. También estará preparado para su compatibilidad con vehículos conectados y autónomos.

+
Se espera tener modelos de deterioro del pavimento mejores que los actuales.

Autopistas inteligentes para los vehículos del futuro

Proyectos de autopistas inteligentes para allanar el camino a los vehículos eléctricos, conectados y autónomos.

Centrado en la aplicación de los avances tecnológicos en la infraestructura, el Grupo Abertis trabaja en el Programa Road Tech, que se basa en proyectos de autopistas inteligentes para allanar el camino a los vehículos eléctricos, conectados y autónomos. Según explica Antoni Durán “estamos explorando caminos para optimizar la movilidad y transformar la experiencia de nuestros clientes en unas infraestructuras conectadas. El programa pretende formar alianzas estratégicas con fabricantes de automóviles, además de tomar un papel activo en el ecosistema C-ITS”.

En cuanto a los vehículos eléctricos, se trabaja, por ejemplo, en la instalación de dispositivos eléctricos de carga rápida en la red de autopistas, así como se llevan a cabo estudios de viabilidad de soluciones de carga inalámbrica en carreteras para vehículos eléctricos.

+
El Programa Road Tech trabaja, por ejemplo, en la instalación de dispositivos eléctricos de carga rápida en la red de autopistas